Enfermedades

Pautas de vacunación en caso de viaje

El tratamiento profiláctico con determinadas vacunas se hace fundamental en el caso de que viajemos a países de la franja tropical y subtropical.

Para poder llevar a cabo la inmunización requerida (vacunas), que variará en función del  destino elegido, la preparación del viaje debe realizarse de 4 a 6 semanas antes de la partida. Por consiguiente, se recomienda a todo viajero que tenga como destino un país exótico que se dirija con antelación (mínimo 4 semanas) a los servicios de vacunación internacional y atención al viajero, la Dirección Provincial del Instituto de Salud de cada comunidad autónoma o las secciones de medicina tropical de algunos hospitales. En estos centros recibirá toda la información necesaria sobre la situación sanitaria y las características epidemiológicas del país que va a visitar. La disponibilidad de tiempo suficiente permitirá administrar la inmunización requerida, prescribir los fármacos necesarios y planificar las medidas higiénico-sanitarias que se precisen en el lugar escogido como destino. Algunas direcciones web y teléfonos de interés son las siguientes:

Centros de Vacunación Internacional (Ministerio de Sanidad y Consumo)

http://www.msc.es/salud/exterior/consejos/centros/home.htm

Centers for Diseases Control and Prevention

http://www.cdc.gov.

International Society of Travel Medicine and Hygiene

http://www.astmh.org

World Health Organitation

http://www.who.int/en/

Servicio telefónico Fonovacunas

906 301 256

Centers for Diseases and Prevention Traveler’s Health Hotline

1-404-332-4559 (consultas telefónicas)

International Association Medical Assistance for Travelers

1-519-836-01012

En la actualidad, la única vacuna obligatoria en países endémicos con riesgo de infección es la de la fiebre amarilla. Países de África y Sudamérica exigen un certificado internacional de vacunación contra esta enfermedad. Existen otras vacunas de interés, cuya administración dependerá de las características individuales del viajero, del país de destino, de la época del año, de la duración y el tipo de viaje, y del tiempo disponible hasta la partida.

La vacuna de la meningitis cuatrivalente (ACWY) es exigida por Arabia Saudí a los peregrinos que van a la Meca.
 
Vacuna de la fiebre amarilla
La vacuna de la fiebre amarilla es necesaria desde el África subsahariana hasta el África Austral y en Latinoamérica, desde el canal de Panamá hasta el norte de Argentina. La fiebre amarilla se define como una fiebre viral hemorrágica muy grave. La mortalidad por esta enfermedad es superior al 60% en adultos no inmunizados. Se transmite a través de la picadura de determinados mosquitos que se encuentran en las zonas selváticas situadas en Sudamérica (Amazonas) y en África Central. En caso de embarazo, pacientes inmunodeprimidos, alergia al huevo...etc, el médico será el encargado de valorar las contraindicaciones de la vacuna. Una dosis de esta vacuna inmuniza durante 10 años y tiene una eficacia casi total.
 
Vacuna triple vírica: sarampión, rubeola y parotiditis

Estos virus circulan peligrosamente en áreas tropicales y subtropicales y se transmiten básicamente a través de la vía aérea respiratoria. Las personas que viajen a estos países sin antecedentes clínicos de sarampión, prueba serológica o vacunación previa, deben recibir como mínimo una dosis de la vacuna en cuestión.

Vacuna tétanos-difteria

Se recomienda para todo el mundo. Si hace más de 10 años que el viajero no se inmuniza contra el tétanos y la difteria se recomienda hacerlo, porque se deben administrar dosis de recuerdo cada 10 años.

Vacuna de la hepatitis A y vacuna combinada de la hepatitis A+B

El riesgo de infección por hepatitis es elevado para los jóvenes viajeros. Se recomienda en viajes a áreas endémicas de Asia, África, América Central y del Sur y Europa del Este.

La hepatitis A se transmite a través de alimentos contaminados, agua y por contacto con personas infectadas por este virus. La vía de transmisión de la hepatitis B es igual a la del sida, se contagia a través de las relaciones sexuales  y por contacto con la sangre y el material contaminado por este virus. Actualmente existe una vacuna combinada hepatitis A+B para prevenir el contagio de estas dos enfermedades en personas de riesgo.

Vacuna de la fiebre tifoidea

Las zonas con riesgo de adquirir esta enfermedad son el Subcontinente Indio, África y zonas de Sudamérica y Sudeste asiático. Se transmite por la ingestión de agua y alimentos contaminados, contacto con personas infectadas, y por la vía respiratoria. La vacuna puede inyectarse o administrarse por vía oral.

Vacuna de la poliomielitis

Se observa un mayor riesgo de contagio en zonas de África Central y del sur de Asia. Se adquiere básicamente por vía digestiva, contacto con personas infectadas, y por vía respiratoria. Es muy común el contagio a través de las heces en países con falta de higiene o donde es habitual defecar en la calle. Existen vacunas inyectables y orales.

Vacuna de la enfermedad meningocócica

La bacteria denominada meningococo es endémica en todo el mundo. Se transmite a través del contacto con enfermos. El serotipo A de esta bacteria es causa de epidemias en el área subsahariana, de Mauritania a Somalia. Actualmente se dispone de vacuna para la meningitis A y C, pero no para la B.

Vacuna de la Rabia

Esta vacuna está recomendada a viajeros que deben permanecer largos períodos de tiempo en zonas rurales o que por su trabajo diario corren riesgo de infectarse. La Rabia es una enfermedad propia de animales salvajes que puede afectar a perros, gatos, ganado y al hombre.

Vacuna contra la encefalitis japonesa

La vacuna contra la encefalitis japonesa está indicada en viajeros que se desplacen a zonas rurales de Corea del Norte, norte de Tailandia, Nepal y China. La enfermedad se transmite por la picadura de un insecto. Existe también otro tipo de encefalitis, la centroeuropea, que se transmite a través de las garrapatas. Estas vacunas se administran en determinadas situaciones tras la evaluación y valoración del médico especialista.

 Vacunación en ancianos, niños y mujeres embarazadas

A las personas mayores de 65 años se les recomienda la inmunización contra el virus de la gripe y el neumococo.

A los niños que no hayan recibido la vacuna contra la hepatitis B, se recomienda su administración antes del viaje. En cambio, no se permite administrar la vacuna de la hepatitis A  a niños menores de dos años. Tampoco deben ser vacunados contra la fiebre amarilla los bebés de menos de cuatro meses y excepcionalmente a los que tienen entre cuatro y seis meses. Respecto a las fiebres tifoideas parece ser que la leche materna ejerce un efecto protector contra estas fiebres.

Antes de realizar un viaje con un niño menor de dos años, debe tenerse en cuenta su calendario de vacunas que se administra de forma sistemática a los más pequeños. En este caso las vacunas deben ponerse al día e incluso acelerar el calendario para que se pueda completar antes de realizar un determinado viaje.

En las mujeres embarazadas sólo deben administrarse las vacunas contra la fiebre amarilla y la polio si existe un riesgo sustancial de contraer la enfermedad. Si es así la inmunización deberá realizarse entre el segundo y el tercer trimestre del embarazo. La vacuna contra la gripe puede ponerse en cualquier fase del embarazo, parece ser que no representa ningún riesgo para el feto, aunque todavía son necesarias más investigaciones que corroboren este hecho.

Los criterios de vacunación en ancianos, niños y en mujeres embarazas son distintos que para un viajero adulto sano. En cualquier caso las vacunaciones deben ser pautadas por un médico especialista.

Imprimir el artículo