Enfermedades

Latido asegurado con un marcapasos

Un marcapasos es un pequeño dispositivo que ayuda al corazón a latir de forma más uniforme

El corazón se contrae (late) de forma rítmica con una frecuencia que oscila entre 60 y 100 latidos/minuto.

¿Qué es una arritmia cardíaca?

Es una alteración en la formación y/o en la propagación del estímulo eléctrico o impulso que origina la contracción del corazón. Dicha alteración se traduce en un trastorno de la frecuencia o del ritmo cardíaco. En los casos en que se produce un trastorno de la frecuencia cardíaca, el corazón late con una frecuencia superior (a más de 100 latidos por minuto o taquicardia) o inferior (a menos de 60 latidos por minuto o bradicardia) a la normal. En los casos en que se produce un trastorno del ritmo, el corazón late de forma arrítmica. Existen muchos tipos de arritmias.

 ¿Cómo se tratan las arritmias?

Algunos tipos de arritmia se pueden tratar con fármacos mientras que otros requieren implantar un marcapasos.

Los marcapasos son aparatos capaces de generar impulsos eléctricos de forma rítmica y a una frecuencia determinada. Están formados por un electrocatéter (electrodo), un generador de impulsos y una batería. Existen marcapasos temporales o definitivos. En el primer caso, el electrodo se introduce por una vena periférica hasta el ventrículo derecho y está conectado a una batería externa. En el segundo caso, el electrodo se introduce por una vena torácica y la batería se implanta bajo la piel. La implantación de uno u otro tipo dependerá de si se prevé que la arritmia sea transitoria o no.

Más información profesional en www.centralcardio.com

Imprimir el artículo