Enfermedades

Desarrollan anticuerpo que impide la infección por hepatitis C en chimpancés

Investigadores de la escuela de medicina de la Universidad de Massachusetts (EE.UU.) han desarrollado una terapia que bloquea la infección por virus de hepatitis C en chimpancés. Los resultados de esta investigación han sido publicados recientemente en PLoS Pathogens.

Hepatitis C y trasplante hepático.
La hepatitis C se contagia por vía parenteral, es decir, cuando se entra en contacto con la sangre de una persona infectada. La infección por VHC afecta principalmente al hígado. Se estima que un total de 180 millones de personas están infectadas con VHC en todo el mundo, de los cuales cerca de un 80% han desarrollado o acabarán desarrollando fibrosis o cirrosis, patologías que acaban provocando fallo hepático crónico. Ante un fallo hepático crónico, la única solución es el trasplante de hígado, de ahí que la hepatitis C es la principal causa de trasplantes de hígado. Por otra parte, también se ha demostrado que padecer hepatitis C es un factor de riesgo para el cáncer de hígado.

Para las personas afectadas por fallo hepático crónico causado por la infección de VHC, la única opción posible es el trasplante de hígado. No obstante, el trasplante no cura la enfermedad: el nuevo hígado trasplantado acaba siendo infectado por el virus debido a que este permanece en el torrente sanguíneo del paciente. Una vez trasplantados, el proceso infeccioso del VHC se acelera, y cerca de un 20% de pacientes trasplantados desarrolla cirrosis dentro de un plazo de cinco años después de recibir el trasplante. Por otra parte, los fármacos antivirales empleados para el tratamiento del VHC no son tolerados bien por los receptores de trasplantes.

El anticuerpo HCV1.
Investigadores de la Universidad de Massachusetts (EE.UU.) han experimentado con un anticuerpo monoclonal humano para desarrollar un tratamiento que impide que el virus infecte a chimpancés. Los chimpancés son la única especie además de la especie humana que puede infectarse con VHC: al igual que las personas, los chimpancés pueden desarrollar infección a largo plazo, aunque el porcentaje de chimpancés que desarrollan la infección es más bajo que entre humanos. En un proyecto anterior, los científicos habían demostrado que este anticuerpo, denominado HCV1, impide que el VHC infecte células de hígado en un cultivo de tejido de laboratorio.

Para determinar la utilidad de HCV1 para prevenir la infección por hepatitis C se realizó un experimento con tres chimpancés de laboratorio. Dos de ellos fueron inoculados con 50mg/Kg o 250 mg/Kg de HCV1, mientras que el tercero no recibió ningún fármaco; treinta minutos más tarde, a los tres se les inoculó el virus de la hepatitis C. El chimpancé que recibió 50 mg/Kg de HCV1 y el que no recibió el fármaco desarrollaron hepatitis C; por el contrario, el chimpancé que recibió 250 mg/Kg no se infectó con el virus.

Los autores del estudio sugieren que este anticuerpo podría emplearse en el futuro en combinación con otros antivirales para el tratamiento de pacientes con fallo hepático crónico causado por la hepatitis C. El anticuerpo HCV1 se “adhiere” a la superficie del VHC, anulando su capacidad de entrar en células hepáticas, aumentando así las posibilidades de supervivencia de las personas afectadas por VHC que han recibido un trasplante de hígado.
Imprimir el artículo