Enfermedades

Descubierto un gen del sistema inmunitario que podría ser clave para desarrollar tratamientos contra el SIDA y la hepatitis B

El nuevo gen, denominado Arih2, cumple una misión fundamental en el funcionamiento del sistema inmunitario

El gen Arih2
Investigadores de la Universidad de Toronto (Canadá) han anunciado el descubrimiento de un nuevo gen denominado Arih2. Éste cumple una misión fundamental en el sistema inmunitario: se encarga de “decidir” si el sistema se activa o se desconecta en respuesta a una infección. Esto abre nuevas vías para la investigación de tratamientos contra infecciones como el SIDA. El virus del VIH “agota” el sistema inmunitario humano, haciendo que éste “se desconecte” y deje de atacar al patógeno. Otras inflamaciones crónicas (enfermedades autoinmunes) como por ejemplo la artritis reumatoide, también operan del mismo modo.

Arih2 se encuentra en las células dendríticas, los centinelas del sistema inmunitario que avisan de la presencia de patógenos en el organismo. Este gen es el responsable de la decisión más fundamental e importante del sistema inmunitario: si debe activarse y movilizarse contra la amenaza (o supuesta amenaza) o si debe desactivarse y permitir que la inflamación crónica o enfermedad autoinmune siga su curso. Si toma la decisión equivocada, el organismo sucumbirá a la infección o a la enfermedad autoinmune.

Ciertos patógenos han evolucionado para evitar o contrarrestar la acción de nuestro sistema inmunitario. Organismos como el virus del SIDA, de la hepatitis B o el bacilo de la tuberculosis han desarrollado métodos para “agotar” nuestro sistema inmunitario hasta llegar a forzarle a desactivarse. Esos organismos contrarrestan la acción del sistema inmunitario estimulando una y otra vez los linfocitos T (las células del sistema inmunitario responsables de coordinar la respuesta a los patógenos) hasta agotarlas o paralizarlas. El descubrimiento de Arih2 nos permitiría contrarrestar estos mecanismos y volver a activar el sistema inmunitario para que este pueda eliminar la infección por sí mismo.

Posible diana terapéutica
Los autores del estudio afirman que Arih2 es una prometedora diana terapéutica debido a su estructura única, lo cual hace poco probable que cause efectos indeseados o afecte a otras proteínas. Serán necesarios nuevos estudios para analizar qué efecto tendría bloquear este gen durante un breve período de tiempo, y si esto podría estimular la respuesta del sistema inmunitario para que liquide la infección sin “efectos colaterales” o sin provocar una reacción autoinmune. Los científicos consideran que podría llegar a usarse ese gen de dos formas: estimulándolo o bloqueándolo para ver si así puede reactivarse el sistema inmunitario y liquidar el patógeno.
Imprimir el artículo