Noticias

La conducta humana, no el clima, es el factor clave en la propagación del coronavirus

Un estudio de la Universidad de Texas determina que los factores que más contribuyen al contagio del COVID-19 son los viajes y pasar tiempo fuera de casa, muy por encima de los cambios de tiempo meteorológico.

Clima y COVID-19

El vínculo entre tiempo atmosférico y COVID-19 no es sencillo. En clima influye en el entorno en el que el coronavirus sobrevive antes de infectar a un nuevo anfitrión, pero también influye en la conducta humana, y por tanto en la forma en que el virus se transmite de una persona a otra. Un estudio encabezado por la Universidad de Texas en Austin ha determinado que temperatura y humedad no parecen influir de forma significativa en la propagación del coronavirus. En otras palabras: el hecho de que haga frío o calor no influye en el contagio del COVID-19. Este contagio, insisten los autores, depende casi por completo de la conducta humana.

«El efecto del clima es bajo… otros factores tales como la movilidad tienen más impacto que el tiempo», afirma Dev Niyogi, autor principal del estudio. «En términos de importancia relativa, el clima es uno de los parámetros menos influyentes». El estudio fue publicado el pasado 26 de octubre en International Journal of Environmental Research and Public Health. El estudio define clima en base a la «temperatura equivalente del aire», un concepto que combina temperatura y humedad en un único valor. En base a esta idea, los científicos analizaron la relación entre este valor y la difusión del coronavirus en diversas regiones entre marzo y julio de 2020. Su estudio analizó y comparó datos de los estados y condados de los EE.UU., así como países, regiones y el mundo en general.

La conducta humana, el factor decisivo

A nivel de condados y estados de la Unión, los estadounidenses también investigaron la relación entre infección por coronavirus y conducta humana en base a hábitos de desplazamiento. Los científicos determinaron que el clima casi no influía en el contagio de COVID-19. Las estadísticas de los autores que especifican la contribución relativa de cada factor reveló que la importancia relativa del clima a escala del país era inferior al 3%, sin indicios de que un clima concreto favoreciera más la propagación que ningún otro. Por el contrario, los datos muestran una clara influencia de la conducta humana, y en particular las conductas particulares, que pueden llegar a tener un gran peso. Los dos factores que más contribuyeron al contagio del COVID-19 fueron viajar y salir de casa (importancia relativa del 34% y del 26%, respectivamente). A estos dos factores les seguían población y densidad urbana, con un 23% y un 13%.

Los estudios que afirmaban que el virus se vería afectado por el clima se debían en su mayor parte a estudios de laboratorio con virus similares. Los estudios de laboratorio, por definición, tienen lugar en un entorno controlado, diferente al entorno real en el que se mueven las personas.

Imprimir el artículo